• 26 de febrero de 2024 22:20

En tiempo récord, la Procuraduría revisa actas de 2019 y descarta fraude

PorSTBnoticias

Oct 15, 2021

«Se podía haber hecho esto en los 21 días que la OEA vino a tomar café, nosotros lo hemos hecho en 21 días», matizó el procurador Wilfredo Chávez.

Con ataques frontales a la Organización de Estados Americanos (OEA) y en tiempo récord, la Procuraduría presentó este viernes los resultados de la revisión de actas electorales de las anuladas elecciones presidenciales de 2019 y descartó que haya existido “fraude” tal como denunció la oposición y cuyo caso la Fiscalía investigó y cerró sin culpables.

El trabajo comenzó el lunes y terminó este viernes con el apoyo de estudiantes de la Universidad Pública de El Alto (UPEA).

“Hemos hecho un análisis acta por acta para demostrar que no hubo fraude en estas elecciones y lo hemos demostrado. Puedo decir en este momento, compañeros y compañeras, con total franqueza que no existió fraude electoral en las elecciones del año 2019 y que Bolivia no es un país fraudulento”, afirmó el procurador General del Estado, Wilfredo Chávez, en un acto organizado en sus oficinas de El Alto.

«Se podía haber hecho esto en los 21 días que la OEA vino a tomar café, nosotros lo hemos hecho en 21 días», matizó.

Las elecciones presidenciales del 20 de octubre de 2019 se desarrollaron en medio de tensiones.

Con los datos del conteo rápido se avizoraba una segunda vuelta entre el entonces presidente Evo Morales y el opositor Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana (CC).

El sistema de Transmisión de Resultados Preliminares del Tribunal Supremo Electoral (TSE) comenzó a funcionar desde las 18.00 y confirmaba esa tendencia, pero a las 20.00 se interrumpió abruptamente y se reactivó al día siguiente, pero la brecha se había ampliado y se descartaba balotaje.

Ahí se desató una ola denuncias sobre un supuesto fraude. Era lunes y grupos de personas salieron a las calles a protestar. Ya en la noche, las protestas afectaron al menos cuatro tribunales electorales regiones. Pese a ese escenario, cinco días después, el TSE confirmó la victoria de Morales y las protestas acrecentaron.

Chávez contó el camino que llevó al país a solicitar por voluntad del mismo Gobierno de Morales una fiscalización al proceso electoral.

El organismo envió una misión de expertos al país. Luego de tres semanas la OEA publicó un informe en el que dio cuenta de “graves irregularidades” y una «manipulación dolosa» de los comicios presidenciales.

Asimismo, detectó «servidores alternos» en el sistema informático, alteración de datos en el llenado de actas electorales, falsificación de firmas de jurados electorales, entre otros aspectos.

Este viernes, Chávez cuestionó ese trabajo y matizó que los funcionarios de la OEA llegaron al país a “tomar café” y, con base en un informe de la Contraloría, aseguró que no efectuó una auditoría.

«Son 34.555 actas electorales, todas ellas a disposición en el sistema que ha habilitado nuevamente el Tribunal Supremo Electoral, que cualquier ciudadano puede ver su acta (…) ahora fue verificada esa acta y si está inscrita correctamente en el tribunal”, argumentó Chávez.

«Creo que han tomado café, pero su trabajo no lo han hecho, no encuentro una sola hoja en el informe de la OEA que nos digan que han analizado las 34.555 actas electorales. Mentira, no lo han hecho, su observación llega a 226 actas, ni siquiera una muestra, algo ridícula para haber estigmatizado de fraude electoral”, comentó.

Así, el Procurado calificó como “fraudulento” el informe electoral de la OEA.

//Página 7