• 13 de abril de 2024 00:55

Irá a la cárcel 4 años por estafar 73 mil bolivianos

PorSTBnoticias

Sep 7, 2023

La víctima denunció que el estafador le ofreció venderle una movilidad traída desde Estados Unidos, pero luego de pagar nunca le entregó el vehículo.

Imagen referencial.

El líder de una banda delincuencial fue sentenciado esta semana a cuatro años de cárcel a cumplirse en el penal de Morros Blancos, tras demostrarse en juicio oral que fue el autor intelectual de una estafa de la que fue víctima una mujer que pagó más de 73 mil bolivianos por un vehículo que nunca le entregaron.

El abogado de la denunciante, Romeld Arnez, explicó que el sindicado ya tiene antecedentes por estafar ofreciendo productos importados. En este caso dijo que importaría el vehículo desde Estados Unidos.

Tras acordar la compra, la víctima hizo varios pagos a cuatro cuentas bancarias que le envió el acusado hasta completar el monto total. Sin embargo, cuando ella reclamaba el sindicado constantemente daba excusas, argumentando que la movilidad estaba retenida en frontera o que estaban en proceso los trámites aduaneros.

«Mi cliente ha hecho los depósitos creyendo que le iban a entregar esa movilidad, ha dispuesto de ese dinero», declaró.

Añadió que una vez que la mujer amenazó al sentenciado con iniciarle un proceso penal, él «usó una serie de artimañas para desgastarla», enviándole mensajes en los que le decía que su denuncia nunca iba a prosperar.

Todos esos mensajes fueron presentados durante el juicio, además del contrato privado que firmaron en los que el sujeto ofrecía garantías que tampoco cumplió. A ello se sumó su negativa a resarcir el daño y los antecedentes penales por hechos similares por los cuales ya estuvo recluido en Morros Blancos.

Uno de los cómplices del hombre se presentó con la finalidad de conciliar con la víctima y devolvió parte del dinero, aunque Arnez indicó que la suma recuperada es menor al diez por ciento del monto total.

El jurista concluyó recomendando a la población que antes de pagar montos elevados por algún bien, primero verifiquen la confiabilidad de quien vende y la existencia de los productos que ofrezcan, para evitar ser víctimas de una estafa de esta naturaleza.