• 12 de abril de 2024 23:58

Cochabamba respira un aire de “mala” calidad y suben los casos de conjuntivitis

PorSTBnoticias

Nov 9, 2023

Ciudad cubierta por una bruma por la humareda de los incendios.

Como consecuencia de la humareda de los incendios que aún se registran en la parte oriental y en países vecinos como Brasil, la calidad del aire es “mala”, según reportó ayer la Red de Monitoreo de la Calidad del Aire (MoniCA) de la Alcaldía de Cochabamba.

El aumento del esmog derivó además en un aumento de los casos de conjuntivitis, alertó ayer el Servicio Departamental de Salud (Sedes). 

De acuerdo con los datos de la Red MoniCA, el índice de calidad del aire alcanzó, el miércoles 8 de noviembre, 115,2, calificado como “mala” calidad. 

Se recomienda a las personas con enfermedades de base, adultos mayores y niños que eviten salir por las mañanas, ya que durante este período se registra una mayor concentración de smog debido a la inversión térmica.

El Centro de Monitoreo Climático del Departamento de Física de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) realiza una evaluación en toda la región y señaló que la zona crítica es el trópico y el municipio de Chimoré. También, está afectado Pocona, Mizque y otras zonas del cono sur.

Se estima que la situación sólo mejorará si se registran lluvias y cesan los incendios. Se esperan precipitaciones a partir del 20 de noviembre.

La conjuntivitis es una inflamación y puede causar no sólo esta irritación, sino otras dolencias, porque en la bruma predomina el monóxido de carbono. 

El Sedes señaló que en las últimas dos semanas se reportaron más de 200 casos de conjuntivitis (inflamación de la membrana delgada y transparente que recupera el interior de los párpados y la parte blanca del ojo) como una de las patologías asociadas al comportamiento ambiental, en particular, la contaminación del aire. 

Aunque se observó una disminución del 30 por ciento, la mayoría de los afectados son adultos mayores y personas que trabajan, indicó el jefe de Epidemiología del Sedes, Rubén Castillo.

Añadió que esta disminución podría señalar una etapa de control, aunque se mantienen preocupados por los efectos de la contaminación ambiental.

La exposición a una calidad del aire deficiente puede causar irritación en los ojos y  problemas respiratorios. La Organización Mundial de la Salud señaló que los contaminantes duplica el riesgo de sufrir neumonía.