• 25 de mayo de 2024 04:24

Viviana registraba en un diario los maltratos del hombre que la dejó en estado vegetativo; hoy murió

PorSTBnoticias

Dic 2, 2021

Deja dos hijos en la orfandad. Nunca pudo recuperarse de la última golpiza que le propinó su concubino. Era torturada a diario

Fragmento del diario de Viviana.

Viviana escribía en un cuaderno, como forma de desahogarse, el calvario que vivía por la constante violencia a la que era sometida por parte de su esposo. La última golpiza que recibió la dejó en estado vegetativo, su salud fue decayendo contantemente y tras seis meses de sufrimiento murió este jueves. El caso se registró en la ciudad de El Alto, la ciudad con más casos de feminicidio en Bolivia. 

Su victimario es Rubén, que también es padre de sus dos hijos. Actualmente está detenido por tentativa de feminicidio y tras la muerte de Viviana su situación legal empeorará. 

En el escrito que escribió antes de caer en coma, Viviana relata algunos episodios trágicos que ella sufrió y de los que no se liberó a pesar de que pidió ayuda a la familia de su concubino y a un tío suyo.

“Me preguntó por qué estás oliendo fuerte, él se buscó su perfume y le dije, Rubén, el perfume está roto y él se ha enojado y en la cama me ha golpeado y yo le dije Rubén, no me pegues, te voy a pagar, cuánto cuesta y él me dijo, tu no me puedes pagar porque cuesta 100 bolivianos”, escribió Viviana.

En otro fragmento relata: “He visto una foto de él con una chica abrazado, y se lo mostré a su hermana Santusa, y ella no dijo nada, solo se sorprendió y esa noche el Rubén se había tomado y me dijo trae mi celular y se dio cuenta de que he leído y me pegó y al día siguiente su papá me vio que estaba toda pegada y le dijo Rubén por qué le has pegado, no la quiero ver así, anda a comprar una crema”.

El maltrato de Rubén era no solo físico, también psicológico. A pesar de que era el padre de los dos hijos de Viviana se negaba a reconocerlos legalmente.

“Tampoco tengo un documento de lo que me prometió (reconocer a los hijos), un día mi tío Genaro vino a mi casa y le dijo Rubén vamos a sacar certificado, de mí tampoco tiene y los sacaremos, pero el Rubén le respondió que no es mi hija, que saque su papá”, escribió.

La violencia en su contra escalaba cada día que pasaba e incluso era sexual. “Él negaba a mi hija siempre. Me pellizcaba de mi cuerpo, me decía haremos el amor y yo no quería porque me decía por ahí de vuelta puedo estar embarazada y tú de vuelta vas a negarte y de ahí nomas me pellizcó me mordió el brazo y me abusó”, relató.

Tras golpearla le pedía perdón y le prometía que nunca más se volvería a repetir, pero al poco tiempo volvía a golpearla, aumentando la brutalidad hasta lo sucedido hace nueve días, cuando casi la mata.

El caso de Viviana es uno de los miles de casos de violencia registrados en los últimos meses. La Fiscalía informó que hasta el 30 de noviembre 101 mujeres murieron a causa de feminicidio, ahora son 102.